Alaçati, TURQUÍA (15 y 16 mayo 2009)

 

 mapa

DIGITAL IMAGEAl llegar a Alaçati (pronunciado “Alachatí”), encontramos una marina agradable, algo alejada del pueblo.

La proa de El Duende aparece entre todos los demás barcos de color blanco.

Quique se acercó a la oficina a hacer la entrada y se encontró allí con un chico, Ozgur, con el  cual mantuvo la siguiente conversación:

- Ozgur: “¿nacionalidad y nombre de la embarcación?”

- Quique: “Española, nombre El Duende”

- Ozgur: “¡Anda! ¿También os gusta el flamenco?”

Lo cual fue desde luego, una respuesta inesperada en aquel perdido pueblo de la costa turca. De hecho, nunca hasta ahora habíamos pensado en esa acepción flamenca del nombre del barco. ¡Que nos gustó mucho, desde luego! Al final, resulta que Ozgur es un amante del flamenco, especialmente de la guitarra. Aprendió él solo a tocarla, y hasta compone flamenco.

DIGITAL IMAGETras quedar con él para dar un paseo por la tarde, nos fuimos a dar una vuelta al pueblo, que se encuentra a unos cuatro kilómetros.

Alaçati no mira al mar, es un pueblo interior, lo cual es un cambio con respecto a todas las ciudades que hemos visitado últimamente.

 

DIGITAL IMAGE

 

Aunque muchas casas de piedra estén encaladas, Alaçati tiene un aire de pueblo de interior que nos llama la atención.

 

 

DIGITAL IMAGEEncontramos allí una especie de “rastro”, un mercado callejero de cosas antiguas… no sabías adónde mirar!
DIGITAL IMAGE

 

 

 

La foto de la izquierda es un detalle de la de arriba. No nos dimos cuenta, al hacer la foto, de que salíamos los tres en el espejo del suelo!

DIGITAL IMAGE
DIGITAL IMAGE

DIGITAL IMAGENos tomamos un te en un bonito bar frente a la plaza.

DIGITAL IMAGE

 

DIGITAL IMAGEY continuamos paseando por esta bonita ciudad, fijándonos en todos los detalles.

DIGITAL IMAGE

DIGITAL IMAGE

DIGITAL IMAGEPero donde disfrutamos de verdad fue en el mercado de fruta y verdura. Cuando salgamos del Mediterráneo, vamos a añorar esto…

DIGITAL IMAGE

 

 

 

DIGITAL IMAGE



DIGITAL IMAGE




Aquí en Turquía también se cocinan las hojas de parra con diversos rellenos, como los dolmades griegos:

DIGITAL IMAGE
DIGITAL IMAGE

 

 

 

 

El viejete nos prepara un par de docenas de huevos…

 

DIGITAL IMAGEDe vuelta en la marina, tomamos unas tapas en un pequeño restaurante a orillas de la playa.

DIGITAL IMAGE

 

 

Pero qué bien, qué bien, qué bieeeen se come en Turquía!!!

 

 

Con Ozgür 6Por la tarde vino a recogernos Ozgur para dar un paseo pero, como ya nos ha pasado otras veces, los turcos no pueden simplemente llevarte a pasear: tienen que llevarte a su casa a comer o a cenar.

La madre de Ozgur nos preparó un auténtico banquete: una sopa riquísima, judías verdes rehogadas con tomate, pollo en trocitos con un sabroso rebozado, kebab picantito, pasta, y fresas de postre… Uf! Fue una noche muy entrañable, tanto él como su madre son excelentes. Ozgur nos tocó unas tarantas a la guitarra, compuestas por él… aún hoy me pregunto cómo a este chico le ha podido “calar” el flamenco de esta manera…

Con Ozgur 3Ozgur nos llevó luego a Çesme, situada a unos 15 km, para conocer la ciudad. Tiene un puerto y un castillo bonitos. Nos tomamos un helado y estuvimos a punto de tener con Ozgur un conflicto internacional: éramos sus invitados y por mucho que insistiéramos, era para él un insulto no invitarnos… qué buena gente.

Gracias Ozgur por todo. Muchas gracias.

 

Esta entrada fue publicada en MED - Turquía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>