Llegada a Cabo Palos (6 agosto 2013)

 

IMG_3120[4]

 

Quique, que ha navegado por esta costa durante 50 años, empieza a reconocer ya cada roca, cada cala, cada monte y cada punta.

IMG_3126

 

Esta cala, por ejemplo, tiene un significado especial para nosotros porque nos veníamos a ella cuando empezamos a salir juntos…

 

IMG_3130

 

 

Todos los rincones son familiares.

 

 

 

IMG_3131

 

La playa de Calblanque…

 

 

 

IMG_3141

 

Cala Dorada…

 

 

 

IMG_3136

 

 

Punta Seca…

 

 

 

IMG_3160

 

Y al doblar Punta Seca… ¡EMOCIÓN! ¡Varios barcos que vienen a recibirnos!

 

IMG_3147

 

 

Jorge, el hijo menor de Quique, con su primo Álvaro.

 

IMG_3151

 

 

El “Altahona”, con Emma y su padre, y la hermana y la sobrina de Quique.

IMG_3154

 

 

 

Y el “Gonzalo García”, con Gonzalo y Leti.

¡Buena bienvenida a casa!

 

 

Y ahora sí, ahora sí, la silueta del cabo y del faro

IMG_3152

IMG_3162

 

 

 

 

 

 

No teníamos ánimo para meternos en puerto, así es que doblamos el cabo y nos fuimos a fondearnos frente a La Galera. ¡Ay! Ese faro… Cuántas veces habrá estado en nuestra retina y en nuestros recuerdos…

IMG_3165

IMG_3166

 

IMG_3169Las cercanas Islas Hormigas

 

 

 

 

IMG_3170

Fondeamos con el mar en calma y Marta se lanzó inmediatamente al agua para ir a tierra a abrazar a su hija, su madre, su hermana, sus sobrinos…

Amanecimos temprano a la mañana siguiente.

 

IMG_3182

 

Seguimos recibiendo visitas de amigos en barcos, como Tucho y Adriana…

 

 

 

IMG_3190

 

O la preciosa GITANA del hermano de Quique

 

 

 

 

Y el que no venía en barco, lo hacía a nado. Lo que podemos deciros es que se nos agotaron todas las reservas de cervezas del barco…

IMG_3172

 

Y unos días después, nos metimos en el puerto y comenzamos la descarga de pertrechos de El Duende, cuya línea de flotación ha subido casi un palmo!!

 

 

Supongo que deberíamos hacer en esta entrada un apartado de “Resumen y conclusiones”. Pero hay muchas cosas que decir sobre la experiencia que hemos tenido de nuestros años de navegación en El Duende y sobre las emociones encontradas de nuestro regreso a casa.

Queremos hacerlo para aquéllos que habéis seguido nuestras aventuras a través de este blog y para aquéllos que tengan los mismos sueños que nosotros tuvimos y que hemos realizado.

No vamos a hacerlo en este momento, pero lo haremos. Y además, no nos vamos a casa todavía. Estamos en nuestra tierra, con nuestros amigos y familia, pero seguiremos viviendo en el barco. Cuesta mucho dejarlo después de las alegrías que nos ha brindado.

Si queréis ver el mapa de nuestra ruta, pinchad en el siguiente enlace:

http://www.elduendecuarto.com/la-estela-de-el-duende/

todo el viaje

Esta entrada fue publicada en ESPAÑA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>